Tag Archives: alfonsina storni

Nos deleitamos con los poemas de Alfonsina Storni en “Retratos de gente no tan común”

3 Jun

Alfonsina Storni Martignoni nació en Suiza el 29 de mayo de 1892. Fue una poetisa y escritora argentina del modernismo.

Sus padres, dueños de una cervecería en San Juan, regresaron a Suiza en 1891. Y en 1896 volvieron a Argentina junto con Alfonsina, quien había nacido durante la estadía de la pareja en el país europeo. En San Juan concurrió al jardín de infantes y desarrolló la primera parte de su infancia. A principios del siglo XX la familia se mudó a Rosario, donde su madre fundó una escuela domiciliaria y su padre instaló un café . Alfonsina  dejó de asistir a la escuela y comenzó a trabajar lavando platos y atendiendo las mesas  en el bar de su familia a los diez años; pero dado que este trabajo no le gustaba se independizó y consiguió empleo como actriz. Más tarde recorrería varias provincias en una gira teatral.

Storni ejerció como maestra en diferentes establecimientos educativos y escribió sus poesías y algunas obras de teatro durante este período. Su prosa es feminista, ya que busca en ella la igualdad entre el hombre y la mujer. Su obra se divide en dos partes: una de corte romántico, que trata el tema desde el punto de vista erótico y sensual;  y una segunda etapa en la que deja de lado el erotismo y muestra el tema desde un punto de vista más abstracto y reflexivo. 

Fue diagnosticada con cáncer de mama.  Esto la deprimió, provocándole un cambio radical en su carácter y llevándola a descartar los tratamientos médicos para combatirla.

Se suicidó en Mar del Plata arrojándose de la escollera del Club Argentino de Mujeres. Hay versiones románticas que dicen que se internó lentamente en el mar. Actualmente sus restos se encuentran enterrados en el Cementerio de la Chacarita.

Datos que reciclamos…

  • Su padre, un hombre «melancólico y raro», fue quien eligió el nombre. Años más tarde, Alfonsina le diría a su amigo Fermín Estrella Gutiérrez: «me llamaron Alfonsina, que quiere decir dispuesta a todo».
  • Su madre tenía dificultades para enseñarle a decir la verdad. Alfonsina inventaba incendios, robos, crímenes que nunca aparecían en los policiales de los periódicos, metía a su familia en líos y en una oportunidad invitó a sus docentes a pasar las vacaciones a una quinta imaginaria en las periferias de la ciudad.
  • En el año 1909 dejó su hogar para terminar sus estudios en Coronda. En esa localidad se dictaba la carrera de maestro rural, en la Escuela Normal Mixta de Maestros Rurales. Fue aceptada por su entusiasmo, ya que no tenía certificado de estudios primarios y tampoco aprobó el examen de ingreso, pero la escuela recién abría y necesitaba alumnos.
  • El 21 de abril nació su hijo Alejandro, sin padre conocido; el parto se llevó a cabo en el hospital San Roque (hoy Hospital Ramos Mejía).
  • Sufría de paranoia. Se creía observada por los mozos de los cafés, los guardas de los tranvías y casi todo ciudadano normal que se cruzara con ella.

Su relación con Horacio Quiroga

Horacio Quiroga comenzó a concurrir al cine con Alfonsina y los hijos de ambos y en una oportunidad en una reunión en una casa de la calle Tronador, donde se reunían los escritores de la época, jugaron a las prendas, consistiendo en que Alfonsina y Horacio debían besar al mismo tiempo las caras de un reloj de cadena que sostenía Horacio. Éste rápidamente retiró el reloj en el momento que Alfonsina se aproximaba a sus labios terminando en un beso.

Esta relación finalizó en 1927, cuando el escritor conoció a María Elena Bravo y contrajo su segundo matrimonio. Nunca se supo si él y Alfonsina fueron amantes, ya que no abordaban el tema del amor como tales.

Su final

El 18 de octubre de 1938 viajó a Mar del Plata.  Desde allí envió tres cartas: una a su hijo, Alejandro; otra a Gálvez, para que procurase que a su hijo no le faltase nada, y un poema de despedida al diario La Nación:

Dientes de flores, cofia de rocío,
manos de hierbas, tú, nodriza fina,
tenme puestas las sábanas terrosas
y el edredón de musgos escardados.

Voy a dormir, nodriza mía, acuéstame.
Ponme una lámpara a la cabecera,
una constelación, la que te guste,
todas son buenas; bájala un poquito.

Déjame sola: oyes romper los brotes,
te acuna un pie celeste desde arriba
y un pájaro te traza unos compases

para que olvides. Gracias… Ah, un encargo,
si él llama nuevamente por teléfono
le dices que no insista, que he salido…

Hacia la una de la madrugada del martes 25 Alfonsina abandonó su habitación y se dirigió a la playa La Perla.

Anuncios

No te pierdas el 7º programa…lanzamos nuestro Radioteatro…

2 Jun

http://flipzu.com/joselocy/19032#

En este programa…la frutillita del postre es nuestro Radioteatro “La contrarrevolución”

En efemérides, hablamos del “otro” Moreno: Francisco Pascasio Moreno, que nació el 31 de mayo de 1852.

En la sección “Noticias de bolsillo”

  • Los restos Juan Bautista Bustos, el primer gobernador constitucional de Córdoba descansarán aquí.
  • Material inédito indica que Allende pudo haber sido asesinado.
  • Frenaron el contrabando de una momia y tres calaveras.

En “Retratos de gente no tan común”, nos deleitamos con los poemas de Alfonsina Storni.

Finalmente, en nuestra materia pendiente, ¿cómo era la córdoba de 1810?

Hablamos sobre las relaciones entre amos y esclavos, y sobre las profesiones en Córdoba.

¿Sabías que el oficio más popular era el de hilandero? ¿y que en la categoría “profesiones” aparecían registrados en el censo 29 “dementes”, 46 “ciegos” y 89 “inútiles”?

Nuestro radioteatro y la intriga de lo que sucedió en Córdoba, mientras en Buenos Aires se conformaba el 1º gobierno patrio.

Como siempre, la agenda cultural de la semana y muy buena música!

Reciclalo y compartilo!!